La historia de Sonia (1ª parte)

Sonia llevaba fumando desde su adolescencia. Había intentado dejarlo en varias ocasiones sin tener éxito. El máximo tiempo que estuvo sin fumar fueron 3 años. En esta ocasión pensó que lo había logrado, pero cometió el error de dar una calada en la boda de su hermano. Pensó que sería algo aislado por el evento. Sin embargo, la calada se convirtió en un cigarrillo y el cigarrillo en varios cigarrillos y en dos semanas volvía a fumarse de nuevo una cajetilla entera por día.


Cada vez que fracasaba, Sonia sentía que recibía un duro golpe sobre su autoestima. Además, años atrás le había prometido a su padre en su lecho de muerte que dejaría de fumar. Su padre había muerto de cáncer de pulmón por fumar. Con lo cual, se sentía incluso peor, pues ella era una mujer de palabra, pero en este caso no pudo mantenerla.


Sonia fumaba tanto que tenía la típica tos crónica del fumador. Por lo demás, no se encontraba mal. Lo que peor llevaba era ese olor repugnante en su ropa, en sus dedos y en su boca. Además, siempre andaba escondiéndose para que no le vieran fumar. No porque la gente no supiera que fumaba, sino porque a ella misma le molestaba que la gente le viera fumando. De alguna manera, Sonia estaba atrapada en su vicio sin saber cómo salirse.


Sabía que no lo podía lograr sola, así que cuando oyó hablar de TPM vino a mi consulta. Estaba desesperada y desesperanzada, además de avergonzada y con el sentimiento de haberle fallado a su padre. Ella adoraba a su padre y lo que más deseaba era poder cumplir la promesa que le hizo. Además, ella se daba cuenta de que fumaba para hacerse daño a sí misma y ya no quería seguir haciéndolo. El problema es que no sabía cómo.


Lo primero que le dije es que por supuesto que podía lograrlo y que yo le iba a ayudar. Entre las dos lo íbamos a conseguir. Así que, en el caso de Sonia nos ahorramos el primer paso de TPM que es dar un paso atrás y ver cómo están todas las áreas de su vida, pues ella decidió que quería ir directamente a dejar de fumar.


El redactar un objetivo bien hecho no es tan fácil. Sonia pensó que su objetivo debía ser “Dejo de fumar” y ya. Le dije que, en realidad, ni siquiera debía salir la palabra fumar en su objetivo y mucho menos palabras con connotaciones negativas. Así que, rehicimos su objetivo y así quedó: “Respiro solo aire limpio, siempre huelo bien y me siento integrada, libre y orgullosa”. En su caso fue un objetivo corto pero muy claro. Según la persona, a veces, se pueden poner más detalles si se considera necesario. En el caso de Sonia, así bastó. Y nunca pusimos fecha, pues al trabajar con la mente subconsciente, ella se encarga del cómo y el cuando.


Nuestro siguiente paso fue crear el nuevo sistema de creencias que le llevarían a alcanzar su objetivo. Las creencia bien formuladas son tanto o más importantes que el objetivo en sí. Así que, Sonia creó su sistema de creencias basándose en su nueva identidad, lo que era posible que sucediera, de lo que ella era capaz y de la actitud que iba a poner para lograrlo.


Estos son algunos ejemplos de sus nuevas creencias:


  • Soy libre sin fumar

  • Vivir sin tabaco es fácil y placentero

  • Me enorgullece respirar aire limpio en lugar de tabaco.

  • Puedo cuidar de mí y vivir sin tabaco.

  • El tabaco es veneno para mí

  • Merezco estar libre de adicciones.

  • Merezco amarme a mí misma.

  • Merezco tener el control de mis hábitos y de mi vida.

  • Merezco tener éxito.

  • Mis creencias proporcionan a mi cuerpo las reacciones químicas que necesita para vivir sin el tabaco.

  • Mis pulmones están limpios y sanos en todo momento.

  • Mantengo alejada la tentación haciendo respiraciones profundas.

  • El agua que bebo me ayuda a eliminar las toxinas de mi cuerpo.

  • Detesto el sabor y el olor a tabaco.

  • Disfruto y genero dopamina cada vez que elijo respirar en lugar de fumar.

Estas, y algunas más, eran las nuevas creencias que Sonia iba a grabar en su subconsciente para lograr su objetivo de una vez por todas. Sin embargo, antes de hacerlo me conecté a su mente subconsciente e hicimos el trabajo con el fin de averiguar qué le impedía lograr su objetivo con este nuevo sistema de creencias, y luego procedimos a liberarlo todo.


Y aquí es cuando se puso interesante ...


(Sigue leyendo la semana que viene)


Información: www.coachmariacodina.com

Reserva tu cita con María Codina: www.coachmariacodina.com/contacto


#tumentelopuedetodo #coachmariacodina #theparcmethod#personasaltamentesensibles #altasensibilidad#desarrollopersonal#crecimientopersonal

Copyright 2019 María Codina | Todos los derechos reservados

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn Social Icon